¿Cómo influye el embarazo en la salud oral?

El embarazo deja incontables dudas, generalmente sobre la salud del bebé, aunque la de la madre tampoco queda ajena a estas cuestiones frecuentes. Un aspecto poco conocido para la población general es cómo puede influir la gestación en la salud oral de la madre.

En nuestra clínica dental en el centro de Málaga tenemos mucha experiencia atendiendo a mujeres en este estado. Recopilamos en este artículo la información principal que tienes que tener en cuenta si estás esperando un bebé o si lo tienes en tus pensamientos de futuro inmediato:

Las visitas al dentista:

Una pregunta muy frecuente es si es recomendable que durante la gestación se visite al dentista. La realidad es que debido a los cambios hormonales que se producen en la mujer y su efecto en el sistema inmunitario, no solo se puede visitar al dentista en plena gestación, sino que además es ideal para mantener vigilada la boca.

Las consecuencias del embarazo en la salud oral de la mujer

Como ya sabrás, el cuerpo es un todo relacionado. Por ello, los cambios que trae consigo el embarazo pueden provocar:

  • Gingivitis gestacional:

La producción de grandes niveles de estrógenos y progestágenos durante el embarazo conlleva el riesgo a sufrir inflamaciones gingivales. Si no cuidamos de nuestra higiene oral, esta situación puede acabar derivando en una gingivitis. Además, si ya se sufría una gingivitis antes del embarazo, es probable que esta empeore.

Para evitar estos casos es clave que la paciente cuide en exceso sus encías, utilizando accesorios que limpien bien los espacios interdentales como los cepillos interproximales o el irrigador bucal, además de combinarlo con colutorios específicos, siempre recomendados por nuestros dentistas.

  • Caries:

Además del ya mencionado bajón del sistema inmunitario, el embarazo trae consigo también más apetito, por lo que no es raro que aumente la frecuencia de picoteo. Al estar continuamente con comida en la boca, la formación de placa bacteriana se hace más complicada de evitar.

  • Erosión en esmalte dental:

Otro clásico del periodo de gestación, especialmente durante los primeros meses, son las náuseas y los vómitos. El elevado componente ácido de estos últimos, corrosivo para la superficie protectora de nuestros dientes, contribuye a su desgaste.

  • Épulis del embarazo:

También durante este primer trimestre se dan los casos de épulis, un pequeño quiste de carácter benigno que aparece en la encía. Suele desaparecer sin necesidad de tratamiento cuando se acaba la gestación.

¿Qué tratamientos debemos evitar durante el embarazo?

Durante este periodo es importante evitar las radiografías, a no ser que sea una urgencia importante y siempre con una protección especial para el feto. Pero a partir del segundo trimestre del embarazo se pueden realizar tratamientos sencillos que no requieran de estas, como empastes de caries leves o limpiezas dentales.

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga si te encuentras en esta situación o lo tienes en mente para un futuro cercano. ¡Resolveremos todas tus dudas!

Los 5 problemas dentales más comunes

Nuestros dientes y encías requieren constante cuidado y revisión. Debido a su naturaleza y a su función, están siempre expuestos a complicaciones. Saber cuáles son las más comunes nos ayudará a prevenirlas. Desde nuestra clínica dental en Málaga te hacemos un listado de los 5 problemas dentales más frecuentes.

La caries

La infección cariosa es la segunda enfermedad más habitual del planeta, tan solo superada por el resfriado común. Casi todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida por este problema de salud bucodental, cuya solución pasa por un empaste a tiempo o por una endodoncia si esta se encuentra avanzada y ha afectado la pulpa dental.

La caries se forma por la acumulación de la placa bacteriana y está especialmente presente entre los más pequeños. La mejor prevención siempre será un cepillado efectivo, una rutina de higiene oral adecuada, visitas anuales a nuestro dentista en Málaga y evitar alimentos que pueden suponer un peligro extra como aquellos con altos componentes de azúcar.

La enfermedad periodontal

No podemos hablar de salud dental sin hablar de salud gingival. El estado de nuestras encías es fundamental para la preservación de nuestra arcada, en cuanto a que este tejido sustenta a nuestros dientes y garantiza su estabilidad. Cuando nuestras encías son afectadas por esta infección, se dan dos fases diferenciadas: la gingivitis y la periodontitis.

La primera tiene solución mientras que en la segunda solo podemos controlar que la enfermedad no se expanda. Una periodontitis avanzada provoca recesión de encías, trayendo consigo problemas como la exposición de la raíz del diente, la sensibilidad dental o incluso la caída de la pieza dental.

Nuestros tratamientos de periodoncia ayudarán a mantener controlada esta enfermedad, pero lo ideal es no llegar a ello con una buena higiene oral. Para evitar la periodontitis son esenciales el uso de accesorios como el hilo dental, el cepillo interdental o el irrigador bucal.

La maloclusión

Las malas formas de nuestra arcada también pueden traer problemas graves en un futuro, desde problemas en la masticación o el habla a incluso dolores de cabeza, de cuello o de espalda. La ortodoncia es el tratamiento dental para corregir estas malas posiciones de tus dientes y el mejor momento para acudir a ella es la infancia o la adolescencia, cuando la dentición aún se está formando y los huesos son más flexibles.

La halitosis

El mal aliento tiene su origen en la gran mayoría de las ocasiones en una mala higiene oral, y especialmente en el poco cuidado de los espacios interdentales. Hasta un 40% de la placa bacteriana se acumula en esta zona entre los dientes. Limpiar nuestra lengua y asegurar estas zonas con hilo dental o cepillos interdentales ayudará a reducir poco a poco esta situación tan desagradable para quien la padece.

El bruxismo

Por último, hay que destacar una de las patologías orales más traicioneras, puesto que el bruxismo puede estar presente en nuestras vidas sin que ni siquiera los sepamos. Esta condición nos hace rechinar los dientes de forma involuntaria e inconsciente, generalmente mientras dormimos. Esta situación suele estar relacionada con situaciones de estrés o ansiedad y puede provocar un desgaste dental importante a largo plazo. La solución suele pasar por una férula de descarga.

Además de estos cinco problemas dentales frecuentes existen otras muchas complicaciones en tu cavidad oral que pueden complicar tu salud oral, como las llagas, los traumatismos, la candidiasis oral…

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga para solucionar cualquier problema dental que te ocurra. Tenemos medios y profesionales más que cualificados para devolver la salud a tu boca.

Flemón oral: Qué es, causas y tratamientos

En nuestras dos clínicas dentales en el centro de Málaga estamos acostumbrados a atender pacientes con flemones. Esta acumulación de pus junto a una pieza dental es uno de los problemas orales más frecuentes entre nuestros pacientes.

Se da cuando la raíz del diente ha quedado afectada por una infección bacteriana y produce una inflamación del tejido gingival que suele ser muy sensible y causar muchas molestias en nuestra boca.

¿Cuáles pueden ser sus causas?

La presencia del flemón dental es una indicación clara de que algo va mal en tu salud oral. Entre los motivos que pueden provocar esta patología se encuentran:

  • Caries muy avanzada, que afecta de lleno a la raíz dental
  • La presencia de una enfermedad periodontal.
  • Inflamación de la pulpa del diente, conocida como pulpitis. Puede ser provocada por una caries, infecciones, traumatismos dentales o por la reacción a algunos materiales usados en Odontología.

¿Cómo se trata?

Independientemente de la causa, lo primero que hay que hacer es eliminar la inflamación. Para ello el dentista puede recetar antinflamatorio o analgésicos y antibióticos, además de drenar el pus acumulado.

Una vez se ha retirado el flemón propiamente dicho, lo siguiente que hay que hacer es solucionar la causa que lo ha originado. Los tratamientos pueden ir desde un empaste a una endodoncia o la extracción de la pieza si está demasiado dañada.

Lo mejor, como puedes imaginar, es evitar que todo esto ocurra. Una buena rutina y constancia en la higiene oral nos ayudará a tener una boca más sana y acudir cada 6 meses al dentista servirá para que además esté controlada y podamos actuar rápidamente ante la aparición de cualquier problema.

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga ante cualquier problema de salud bucodental.

Los 3 tipos de limpieza dental

En nuestras clínicas dentales de Málaga Centro estamos muy concienciados con la salud bucodental de nuestros pacientes, como no podría ser de otra forma. Por eso nos gusta insistir en que es esencial mantener nuestra boca limpia y libre de placa bacteriana, algo para lo que es muy recomendable pasar por el dentista al menos una vez al año y realizar una limpieza dental.

Esta visita al sillón dental para limpiar nuestra boca variará dependiendo de las condiciones de salud bucodental de cada uno de nuestros pacientes, por lo que el proceso no siempre es el mismo.

En este sentido, es muy importante para el tipo de tratamiento el estado de las encías de nuestros pacientes. De esta forma, y en base a esa condición del tejido gingival, distinguimos tres tipos de limpiezas dentales diferentes:

¿Cuáles son los 3 tipos de limpieza dental?

Profilaxis:

Es la limpieza común y la que conocemos todos, que se realiza en personas que no tienen ningún tipo de problemas con las encías o tan solo una gingivitis poco avanzada. Se elimina el sarro y la placa bacteriana acumulada entre los dientes y posteriormente se pulen los mismos con un cepillo y una pasta de profilaxis.

Curetaje:

Esta limpieza es la que se realiza en los pacientes con periodontitis. Es una limpieza más profunda que elimina el sarro acumulado en las bolsas periodontales que se forman entre las encías y los dientes.

Cirugía periodontal:

En los casos más graves de periodontitis se tiene que recurrir a cirugía. Es en estos pacientes en los que se debe levantar la encía para limpiar el sarro que se forma bajo ella.

 

Sea cual sea el tratamiento que necesites, en nuestras clínicas dentales en Málaga Centro te podemos ofrecer la mayor calidad y garantía de manos de un profesional experto y de dilatada experiencia.

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga y acude a una aconsejable limpieza dental cada año.

¿Qué es una endodoncia y cómo puede salvar nuestros dientes?

Si has sufrido de caries probablemente habrás pasado por algún que otro empaste dental. Pues bien, una endodoncia es el tratamiento que se realiza en un diente cuando la caries es tan profunda que el empaste no sirve.

En nuestras dos clínicas dentales en Málaga somos expertos en la realización de este proceso, que se convierte en el último recurso para salvar un diente enfermo.

Este tratamiento también puede realizarse por otros motivos, aunque en la mayoría de los casos se recurre a él por la comentada caries. Así pues, una endodoncia también puede ser la solución a un traumatismo dental, una fractura u otras patologías que afectan a la raíz del diente o al hueso maxilar.

¿En qué consiste una endodoncia?

Por medio de la endodoncia, lo que se busca es limpiar el tejido pulpar enfermo del diente y así “matar el nervio”.  Es entonces, cuando las caries llegan a esta zona y afectan a la pulpa, el momento en el que no hay más remedio que recurrir a la endodoncia.

Lo primero que se hace en una endodoncia es extraer de forma total o parcial, según el caso del paciente, la pulpa dañada. La pulpa es la zona del diente que contiene los nervios y los vasos sanguíneos, ayuda en la formación del diente y también es la encargada de percibir estímulos externos.

A continuación, y tras rellenar el conducto, se procede a sellarlo con el fin de que ningún fluido pueda llegar a las zonas no obturadas.

Posteriormente se comenzará con la reconstrucción del diente, que dependerá de la gravedad con la que se haya visto afectado. Puede ser un simple relleno con composite o se necesitará colocar una corona si la parte destruida del diente ha sido considerable.

Tras un seguimiento para comprobar que todo ha salido bien, el paciente podrá recuperar de nuevo la normalidad con una dentición nuevamente estética y funcional. Y, lo más importante de todo, totalmente sana.

Tanto si crees que puedes tener una caries o te parece que puedas necesitar cualquier otro tratamiento dental, no dudes en pedir cita en cualquiera de nuestras dos clínicas en Málaga.

¿Cómo sé si padezco una periodontitis?

La periodontitis es muy común y se presenta en nuestra boca de forma progresiva, tanto que a veces cuesta detectarla hasta que nos observamos en el espejo y nos preguntamos en qué momento han desaparecido nuestras encías. En nuestras clínicas dentales en Málaga sabemos muy bien de qué hablamos.

Es una enfermedad muy dañina, que en última instancia puede acabar con caídas de las piezas dentales. Por eso, lo mejor es actuar cuanto antes.

Muchos de sus síntomas son similares a los de otras patologías bucodentales, por lo que no debes confiarte y tener especial cuidado ante la aparición de cualquiera de ellos.

¿Cuáles son estos síntomas?

Las pistas más significativas las podemos encontrar en el estado de nuestras encías. Por lo que recomendamos acudir al dentista ante el menor indicio de:

  • Encías retraídas, mostrando abiertamente la raíz del diente.
  • Inflamación de las encías.
  • Enrojecimiento de las encías.
  • Sangrado de las encías durante el cepillado o en el uso del hilo dental.
  • Breve separación entre las encías y las piezas dentales.
  • Aparición de flemones entre las encías y los dientes.

Otras señales también pueden ser.

  • Mal aliento, combinado a veces con mal sabor de boca.
  • Sensibilidad dental ante los cambios bruscos de temperatura o ante las bebidas muy frías o muy calientes.
  • Movilidad leve en los dientes.
  • Separación más amplia de lo habitual entre los dientes, siendo más visible con el paso de los meses.

Estos son los principales síntomas que pueden advertirte de que necesitas una periodoncia. En nuestras clínicas dentales en Málaga somos expertos en este tratamiento y en otros relacionados con la salud de las encías.

Pide tu cita antes el menor indicio y te atenderán profesionales con experiencia y de garantías.

Cómo preparar a tu hijo para su primera visita con el dentista

Cuidar la salud bucondental de los más pequeños es imprescindible para evitar problemas futuros en su sonrisa. Es importante inculcarles desde niños hábitos de higiene dental y la necesidad de acudir a revisiones con el dentista de forma periódica.

Aunque la primera visita a la clínica puede hacerse desde el primer año de vida del pequeño es a los tres años, aproximadamente, cuando su dentición está completa y cuando el niño es plenamente consciente de la situación. Es normal que en un primer momento los niños se sientan inseguros o que tengan algo de miedo. Sin embargo, normalizar las revisiones con el dentista es garantía de una mejor salud futura.

Desde nuestro dentista en Málaga os damos algunos consejos para hacer ese encuentro más agradable para ellos.

Pautas para una visita agradable con el dentista

En primer lugar, se aconseja acudir a una clínica que cuente con profesionales especializados en odontopediatría. Nuestro equipo lo forman dentistas preparados para atender a los más pequeños. El ambiente que les rodea también es un elemento que valorar.

Si la clínica tiene un pequeño espacio habilitado para juegos, el niño se sentirá en un ambiente más seguro. Recomendamos acudir con cierto margen a la primera cita. Esto es para que pueda habituarse al espacio y tener un primer acercamiento con el dentista que le va a atender.

Siempre ayuda que el niño ya conozca la importancia del cuidado de sus dientes. En nuestra clínica dental en Málaga recomendamos que se transmita poco a poco y mediante juegos. Por ejemplo, el momento del cepillado de dientes puede convertirse en un momento de diversión para toda la familia. Con esa clase de estímulos positivos el niño entenderá la importancia de cuidar la higiene dental y verá al dentista como un aliado.

Escuchar comentarios positivos acerca de las visitas al dentista también ayuda a que se sientan relajados en su primera visita. El acompañamiento de los padres es clave y acudir juntos a las consultas una buena idea.

Contacta con nosotros para la primera visita de tu hijo al dentista. Estamos preparados para proporcionarle todo el cuidado que necesita.

¿Afecta la diabetes a la salud bucodental?

La diabetes puede afectar a numerosas partes del cuerpo, y eso incluye a los dientes y las encías. Los efectos aumentan cuando los niveles de azúcar no están bien controlados, lo que complica hacer frente a las infecciones. En nuestras clínicas dentales en Málaga podemos ayudar a los pacientes diabéticos a prevenir los problemas bucodentales que ocasiona esta enfermedad.

Problemas bucodentales en pacientes diabéticos

Acumulación de la placa bacteriana

La placa bacteriana es una película translúcida y adhesiva de bacterias que se forma en los dientes. Si la persona que tiene diabetes no controla los niveles de azúcar en la sangre, aumenta la probabilidad de acumular más placa. Esto significa un mayor riesgo de sufrir infecciones como la caries o la gingivitis.

Gingivitis

La causa de esta enfermedad es la acumulación de placa bacteriana y sarro sobre los dientes y encías. El cuerpo de un diabético tiene más dificultades para controlar el exceso de placa. Es por eso que las personas con diabetes tienen 3 ó 4 veces más probabilidades de padecer gingivitis que quienes no padecen esta enfermedad. Asegúrate de acudir a un dentista en Málaga si se presentan cualquiera de estos síntomas: encías enrojecidas, inflamadas o que sangran con facilidad.

Periodontitis

Cuando la gingivitis no es tratada se acaba convirtiendo en una periodontitis, que es una fase más agresiva de la enfermedad de las encías. Con el tiempo, la periodontitis puede causar la separación entre dientes y encías, lo que puede debilitar el hueso sobre el que se apoyan los dientes y dar lugar a la pérdida del diente. Además, sufrir una infección de este tipo también afecta a la propia diabetes.

Consejos para personas con diabetes

  • Cepíllate los dientes al menos dos veces al día. Usa una pasta de dientes que contenga flúor.
  • Utiliza seda dental al menos una vez al día para eliminar los restos de comida que se acumulan entre los dientes.
  • Intenta emplear un enjuague bucal antibacteriano al menos una vez al día para controlar la placa bacteriana.

Los profesionales de la Clínica Dental Dr. García de Molina recomendamos a los pacientes con diabetes acudir al dentista cada seis meses para una limpieza profesional o detectar cualquier problema bucodental que pueda agravarse.