Tu seguridad es nuestra prioridad en Clínica Dr. García de Molina

Estamos atravesando unos tiempos difíciles; una época en la que, aunque nos encontremos en una situación más favorable que hace unos meses, siempre andaremos con pies de plomo. Es lo normal, teniendo en cuenta la situación actual que está azotando el mundo. En Clínica Dr. García de Molina somos conscientes del temor que puedes sentir al salir a la calle o al entrar en un establecimiento, por esta razón queremos proporcionarte todas las garantías de seguridad al acudir a nuestra clínica dental y estética en Málaga.

Tu tranquilidad y bienestar es nuestra prioridad y queremos demostrártelo. Nuestro afán es volver a hacerte sonreír. ¿Nos dejas?

¿Cómo podemos garantizar tu seguridad en nuestras instalaciones?

La relación entre odontólogo y paciente es muy cercana, estando, en pleno tratamiento, a escasos centímetros de distancia. En tiempos de COVID-19 es un gran problema, ya que no se cumplirían los 2 metros de distanciamiento social necesarios para prevenir de cualquier contagio.

No te preocupes, para nuestros profesionales no constituye ningún problema. Hemos adquirido equipos de protección individual para todo el equipo: pantallas y gafas protectoras, mascarillas, gorros, guantes… De esta manera, no tendremos contacto directo piel con piel con el paciente ni él con nosotros.

Higiene contra el Coronavirus

Como bien han ido informando los expertos sanitarios durante estos meses, la higiene es el principal enemigo del COVID-19. Así que, para garantizar un entorno libre de riesgos por contagio, hemos reforzado nuestro protocolo de limpieza.

Nuestras instalaciones se desinfectan, limpian y ventilan varias veces en el día, después de cada paciente. Así conseguiremos que cada rincón de nuestra consulta sea aséptico y podamos brindarte un tratamiento seguro y de calidad.

Para nuestros dentistas en Málaga, es muy importante que te sientas como en casa. Tu sonrisa es nuestra prioridad; aunque, con el uso obligatorio de la mascarilla, no podrás lucirla como te mereces. Nosotros te proponemos otra fórmula: sonreír con los ojos. Son una parte del cuerpo muy expresiva. Piénsalo. 😉