Entradas

¿Cómo influye el embarazo en la salud oral?

El embarazo deja incontables dudas, generalmente sobre la salud del bebé, aunque la de la madre tampoco queda ajena a estas cuestiones frecuentes. Un aspecto poco conocido para la población general es cómo puede influir la gestación en la salud oral de la madre.

En nuestra clínica dental en el centro de Málaga tenemos mucha experiencia atendiendo a mujeres en este estado. Recopilamos en este artículo la información principal que tienes que tener en cuenta si estás esperando un bebé o si lo tienes en tus pensamientos de futuro inmediato:

Las visitas al dentista:

Una pregunta muy frecuente es si es recomendable que durante la gestación se visite al dentista. La realidad es que debido a los cambios hormonales que se producen en la mujer y su efecto en el sistema inmunitario, no solo se puede visitar al dentista en plena gestación, sino que además es ideal para mantener vigilada la boca.

Las consecuencias del embarazo en la salud oral de la mujer

Como ya sabrás, el cuerpo es un todo relacionado. Por ello, los cambios que trae consigo el embarazo pueden provocar:

  • Gingivitis gestacional:

La producción de grandes niveles de estrógenos y progestágenos durante el embarazo conlleva el riesgo a sufrir inflamaciones gingivales. Si no cuidamos de nuestra higiene oral, esta situación puede acabar derivando en una gingivitis. Además, si ya se sufría una gingivitis antes del embarazo, es probable que esta empeore.

Para evitar estos casos es clave que la paciente cuide en exceso sus encías, utilizando accesorios que limpien bien los espacios interdentales como los cepillos interproximales o el irrigador bucal, además de combinarlo con colutorios específicos, siempre recomendados por nuestros dentistas.

  • Caries:

Además del ya mencionado bajón del sistema inmunitario, el embarazo trae consigo también más apetito, por lo que no es raro que aumente la frecuencia de picoteo. Al estar continuamente con comida en la boca, la formación de placa bacteriana se hace más complicada de evitar.

  • Erosión en esmalte dental:

Otro clásico del periodo de gestación, especialmente durante los primeros meses, son las náuseas y los vómitos. El elevado componente ácido de estos últimos, corrosivo para la superficie protectora de nuestros dientes, contribuye a su desgaste.

  • Épulis del embarazo:

También durante este primer trimestre se dan los casos de épulis, un pequeño quiste de carácter benigno que aparece en la encía. Suele desaparecer sin necesidad de tratamiento cuando se acaba la gestación.

¿Qué tratamientos debemos evitar durante el embarazo?

Durante este periodo es importante evitar las radiografías, a no ser que sea una urgencia importante y siempre con una protección especial para el feto. Pero a partir del segundo trimestre del embarazo se pueden realizar tratamientos sencillos que no requieran de estas, como empastes de caries leves o limpiezas dentales.

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga si te encuentras en esta situación o lo tienes en mente para un futuro cercano. ¡Resolveremos todas tus dudas!

Los 5 problemas dentales más comunes

Nuestros dientes y encías requieren constante cuidado y revisión. Debido a su naturaleza y a su función, están siempre expuestos a complicaciones. Saber cuáles son las más comunes nos ayudará a prevenirlas. Desde nuestra clínica dental en Málaga te hacemos un listado de los 5 problemas dentales más frecuentes.

La caries

La infección cariosa es la segunda enfermedad más habitual del planeta, tan solo superada por el resfriado común. Casi todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida por este problema de salud bucodental, cuya solución pasa por un empaste a tiempo o por una endodoncia si esta se encuentra avanzada y ha afectado la pulpa dental.

La caries se forma por la acumulación de la placa bacteriana y está especialmente presente entre los más pequeños. La mejor prevención siempre será un cepillado efectivo, una rutina de higiene oral adecuada, visitas anuales a nuestro dentista en Málaga y evitar alimentos que pueden suponer un peligro extra como aquellos con altos componentes de azúcar.

La enfermedad periodontal

No podemos hablar de salud dental sin hablar de salud gingival. El estado de nuestras encías es fundamental para la preservación de nuestra arcada, en cuanto a que este tejido sustenta a nuestros dientes y garantiza su estabilidad. Cuando nuestras encías son afectadas por esta infección, se dan dos fases diferenciadas: la gingivitis y la periodontitis.

La primera tiene solución mientras que en la segunda solo podemos controlar que la enfermedad no se expanda. Una periodontitis avanzada provoca recesión de encías, trayendo consigo problemas como la exposición de la raíz del diente, la sensibilidad dental o incluso la caída de la pieza dental.

Nuestros tratamientos de periodoncia ayudarán a mantener controlada esta enfermedad, pero lo ideal es no llegar a ello con una buena higiene oral. Para evitar la periodontitis son esenciales el uso de accesorios como el hilo dental, el cepillo interdental o el irrigador bucal.

La maloclusión

Las malas formas de nuestra arcada también pueden traer problemas graves en un futuro, desde problemas en la masticación o el habla a incluso dolores de cabeza, de cuello o de espalda. La ortodoncia es el tratamiento dental para corregir estas malas posiciones de tus dientes y el mejor momento para acudir a ella es la infancia o la adolescencia, cuando la dentición aún se está formando y los huesos son más flexibles.

La halitosis

El mal aliento tiene su origen en la gran mayoría de las ocasiones en una mala higiene oral, y especialmente en el poco cuidado de los espacios interdentales. Hasta un 40% de la placa bacteriana se acumula en esta zona entre los dientes. Limpiar nuestra lengua y asegurar estas zonas con hilo dental o cepillos interdentales ayudará a reducir poco a poco esta situación tan desagradable para quien la padece.

El bruxismo

Por último, hay que destacar una de las patologías orales más traicioneras, puesto que el bruxismo puede estar presente en nuestras vidas sin que ni siquiera los sepamos. Esta condición nos hace rechinar los dientes de forma involuntaria e inconsciente, generalmente mientras dormimos. Esta situación suele estar relacionada con situaciones de estrés o ansiedad y puede provocar un desgaste dental importante a largo plazo. La solución suele pasar por una férula de descarga.

Además de estos cinco problemas dentales frecuentes existen otras muchas complicaciones en tu cavidad oral que pueden complicar tu salud oral, como las llagas, los traumatismos, la candidiasis oral…

Pide cita en alguna de nuestras dos clínicas en Málaga para solucionar cualquier problema dental que te ocurra. Tenemos medios y profesionales más que cualificados para devolver la salud a tu boca.